Buscar
  • Marina Muñoz

¿De qué hablamos cuando decimos "Ciencias de la Computación"?

Actualizado: may 9


Los nuevos campos del conocimiento implican una larga discusión filosófica para lograr consensos en las definiciones y contenidos de dichos campos. Es por esto, sin ánimos de entrar a definir si está bien o no utilizar el término “Ciencias de la Computación”, que me permitiré aclarar lo que muchos venimos trabajando hace algunos años bajo esta denominación.


Las Ciencias de la Computación, según Wikipedia, son las ciencias formales que abarcan las bases teóricas de la información y la computación, así como su aplicación en sistemas computacionales. Pero realmente esta definición tampoco ayuda mucho a que todos entendamos la dimensión real de lo que se busca lograr con su estudio, sobre todo, a nivel escolar.


Entonces, me atreveré a dar una breve definición por mi cuenta: Las Ciencias de la Computación son el estudio (y la práctica) de los fundamentos, conceptos y procesos que se requieren para organizar de manera sistematizada una cantidad de información para luego realizar un proceso de abstracción que permita, eventualmente, automatizar dicho proceso.


Entonces, ¿Ciencias de la Computación es lo mismo que programación? No. La programación es una parte fundamental de las Ciencias de la Computación. Es el ejercicio, por excelencia, para el desarrollo del Pensamiento Computacional. Pero las Ciencias de la Computación van más allá.


¿Estudiar Ciencias de la Computación implica usar computadoras? No. Y aquí quiero desviarme un poquito y revisar el término “computadora”. La palabra Computadora viene del latín computare y su definición es poner orden, poner en su lugar, ajustar cuentas, calcular. Entonces, históricamente, se llamaba computadoras a las personas que realizaban cálculos. Las Computadoras más famosas son las mujeres que se dedicaron a la producción de datos astronómicos en Harvard, así como las mujeres detrás de los cálculos que permitieron los vuelos espaciales. Es más, la computación era un trabajo de mujeres en sus inicios. No voy a entrar en la discusión de si es porque tienen mayor habilidad de organización o no, pero el hecho puntual es que estos espacios de organización de información y cálculo estaban llenos de mujeres.

Entonces, si las Ciencias de la Computación no son sólo programar ni usar computadoras, ¿qué es? Es una disciplina científica, del mismo rango que las matemáticas o las ciencias naturales, cuyos fundamentos y conceptos se mantienen con el paso del tiempo. Por ejemplo: En matemática tenemos los teoremas o los principios, que son invariables en el tiempo, sin importar si cada vez aparecen nuevos métodos para calcular. En Ciencias de la Computación, conceptos como la secuenciación y la abstracción son principios que no se alteran, aunque luego sus resultados puedan plasmarse en los diferentes lenguajes de programación que se vayan creando.

¿Qué buscamos, entonces, cuando hablamos de integrar un curso de Ciencias de la Computación en los colegios? Que los niños y jóvenes desarrollen desde sus primeros años de escolaridad la capacidad de pensar lógicamente, de encontrar patrones, de desarrollar algoritmos, de organizar información de manera que pueda utilizarse de forma eficiente, de abstraer situaciones para enfocarse en los datos o hechos más importantes de un proceso o situación. Además, está el hecho de aprender a programar que por un lado es el aprendizaje de nuevas estructuras de lenguaje y por otro lado es un ejercicio de síntesis, ensayo y error y resolución de problemas.

El desarrollo de estas habilidades en su real dimensión sólo se podrá lograr si abrimos los espacios necesarios para trabajar estos conceptos y fundamentos. Durante los últimos años los temas digitales y tecnológicos se han ido convirtiendo en temas transversales, que deben ser abordados en todas las áreas de la escuela. Y, efectivamente, eso tiene su espacio. Pero, las Ciencias de la Computación merecen un espacio propio, al nivel de las otras áreas académicas, sobre todo si se quiere trabajar por proyectos o con el enfoque STEAM (Science, Technology, Engineering, Arts and Mathematics). De todas las áreas de esta sigla, la tecnología y la ingeniería (entendida como la puesta en práctica de las otras áreas mencionadas para la invención y diseño de nuevas soluciones) no tienen un espacio propio en el currículo escolar. ¿Cómo vamos a pretender que nuestros niños usen sus conceptos, si no los han estudiado?

Por esta razón, consideramos que debe abrirse el espacio para el dictado del Curso de Ciencias de la Computación en las escuelas. Sabemos que el camino es largo y difícil. A otros países les he tomado (y les sigue tomando) muchos años de revisión y puesta en práctica, pero creo firmemente que todo empieza por una decisión y por dar los primeros pasos. Lo demás, se va construyendo en el camino.

#pensamientocomputacional

#cienciasdelacomputacion

0 vistas

©2020 by Generación Tec. Proudly created with Wix.com